PTD: “Mittal ganó 6457 millones en 2016 ¿Y no tiene para mantener las instalaciones?”

El PTD exige una posición firme del Principado y propone crear un marco legal más ágil para que el Estado pueda intervenir en las empresas.

1562
Baterías de Cok, ArcelorMittal Avilés
Baterías de Cok, ArcelorMittal Avilés

A través de un comunicado de prensa, el Partido del Trabajo Democrático ha dado a conocer su punto de vista sobre la nube tóxica que alcanzó Avilés el pasado lunes.

Según los comunistas: “El fallo técnico en ArcelorMittal (AM) que ha provocado la nube tóxica en Avilés responde a un problema de fondo: La política de la empresa de inversión cero en seguridad, medio ambiente y mantenimiento. Las inversiones están reduciéndose a lo mínimo que exige la ley”.

Destacan que el gigante siderúrgico ha puesto en marcha una política de reducción del empleo muy agresiva. Para 2020 las factorías asturianas tienen planificado reducir un 11% su plantilla (unos 600 trabajadores) a través de varias vías.

Además hay en marcha estudios sobre la automatización de procesos productivos. Señalan desde el PTD que “Como es lógico en las condiciones capitalistas, la introducción de la tecnología no se traduce en una mejora de las condiciones de empleo, sino en pérdida de empleos e incremento de la explotación de la plantilla”.

AM está inmersa en una guerra por controlar el mercado del acero en Europa. Los 6457 millones de beneficios en el 2016, y el dinero para comprar Ilva, en Tarento, salen de recortar gasto e invertir lo mínimo: “Por un lado miles de millones en beneficios, por otro precariedad, horas extra y “racaneo” en mantenimiento” dice el PTD.

Propuestas del Partido

Los comunistas exigen una posición firme del gobierno del principado en materia de control de las condiciones laborales, de seguridad y medioambientales en las grandes empresas de la región.

Afirman que el modelo que ha seguido el PSOE en Asturias en las últimas décadas, basado en la lógica business-friendly (favorable a los negocios), es un fracaso que ni garantiza el empleo, ni el futuro de la industria, ni el derecho a disfrutar de un medio ambiente limpio. Los empresarios de las grandes compañías hacen literalmente lo que les da la gana mientras se les dan todo tipo de ayudas y desde el Principado se levanta la mano ante los incumplimientos.

La intervención del Estado en las empresas, también figura entre las reclamaciones del partido. Se propone que se cree un marco legal más ágil que permita la intervención rápida en las empresas que no cumplan con la legislación laboral y medioambiental o que amenacen con desinversiones y cierres.

La nacionalización de sectores estratégicos es una posibilidad contemplada en la constitución. Así como la entrada del estado en el accionariado de las empresas. Según el PTD: “Esto no es un problema técnico o legal, es un problema de los intereses que defienden los representantes políticos”.

Recuerdan también que “los grandes grupos empresariales en España han repartido 364 mil millones de € entre sus accionistas desde que empezó la crisis.” Mientras, la clase obrera no está recibiendo más que precariedad, bajos salarios y recortes en servicios públicos.

“Es hora de poner fin a este banquete que los grandes empresarios se están dando a costa de los trabajadores y trabajadoras”, indican, y añaden un llamamiento a “Participar masivamente en las movilizaciones de este Primero de Mayo”.

Necesidad de un movimiento obrero fuerte

Por último, el partido recuerda que, a fin de cuentas, la única garantía de que los grandes grupos empresariales no actúen con impunidad, está en manos de la clase obrera organizada. Un movimiento obrero fuerte y combativo es la mejor contramedida frente al expolio de los accionistas.