4.1. ¿Porqué analizar la estructura social?

El análisis de la estructura social es importante para identificar las principales fuerzas con vistas al cambio social, aclarar su relación con la clase dominante y desarrollar una estrategia de cambio progresista e inclusiva1.

Un complejo conjunto de clases y estratos sociales conforman nuestra sociedad. Queremos hacer un estudio a fondo de la estructura social de la sociedad belga y europea. Numerosos aspectos de la vida social vienen determinados por la posición que ocupan las personas en la sociedad. La situación social de cada uno no sólo se manifiesta en las relaciones de trabajo e ingresos, sino también en el estilo de vida, en la conciencia social, la cultura, las oportunidades para la interacción social. Todos los estudios recientes demuestran que las personas de la clase obrera, y sobre todo las más pobres en su seno se encuentran en mayor riesgo de desempleo y salud, tienen menos posibilidades en el mercado de la vivienda, en la educación, etc. En otros estudios, también tienen un peso medio al nacer inferior, mayor mortalidad infantil y mueren más jóvenes.

Algo visible a simple vista y que sorprendió a muchos investigadores, es que a pesar los grandes cambios sociales, las desigualdades de clase son muy estables. Incluso en los aspectos en los que domina el discurso de la igualdad – como en la educación o el cuidado de la salud – hay varios indicios de que las diferencias de clase han crecido en los últimos años. Así que la clase trabajadora es la que más tiene que ganar con la eliminación de estas des- igualdades ligadas a las clases. En la práctica, desempeña un papel pionero en la lucha por la emancipación y lidera a otras clases y capas oprimidas de la sociedad. En su lucha por la emancipación, la clase trabajadora entra en conflicto con una pequeña élite económica de familias de súper-ricos que poseen o controlan los sectores clave de la economía. Esta clase dominante, el 1%, tiene un gran interés en mantener el status quo.

El mundo y su estructura social están en constante cambio: la internacionalización del mundo del trabajo, la subcontratación y la aparición de líneas de producción, el aumento de las franquicias2 y el menor número de productores (de mercancías) realmente independientes, el crecimiento de los falsos autónomos, el crecimiento del trabajo doméstico remunerado (cheques-servicio), la introducción del servicio comunitario obligatorio, una mayor diversificación (personas que trabajan parte del tiempo por un sueldo y además ejercen alguna actividad independiente por cuenta propia), la transformación de campesinos independientes en asalariados agrícolas bajo diferentes formas. Por tanto, es necesario hacer una “foto” de la estructura social actual y esbozar su evolución. Aquí damos una primera visión de conjunto.

Notas

  1. Inclusiva: Estrategia que reúna a todas las fuerzas sociales progresistas.
  2. Franquicias: Un empresario (franquiciado) contrata con una empresa mayor (franquiciador) el derecho, a cambio de un pago, a explotar un comercio bajo el nombre de la gran empresa. Práctica frecuente entre cadenas de supermercados y restaurantes.