4.2. La estructura social de nuestro país

2.1. Rasgos generales

En nuestro país viven algo más de 11 millones de personas. El 17% de la población tiene menos de 15 años, el 8,8% tiene entre 65 y 75 años y el 8,8% tiene más de 75 años. La proporción de jóvenes menores de 25 desciende y el número de personas de edad avanzada aumenta; es una tendencia común a toda Europa.

  • 7,2 millones de compatriotas constituyen la población en edad de trabajar. Son las personas que tienen entre 15 y 65 años. La población en edad de trabajar se divide en 3 categorías: la población activa, la población activa sin trabajo (desempleados) y la población inactiva.
  • 4,5 millones de personas en edad de trabajar están empleadas y constituyen la población activa. Son personas que trabajan como asalariados (obreros, empleados, funcionarios públicos) y / o trabajan como autónomos al menos una hora a la semana.
  • 650 000 de nuestros compatriotas son demandantes de empleo o parados. Entre ellos hay más de 100 mil jóvenes que han terminado sus estudios y 300 000 trabajadores despedidos que anteriormente trabajaban a tiempo completo.
  • En 2014, había en Bélgica un millón de autónomos (incluidas personas con un trabajo adicional como freelance – independientes – y pensionistas que siguen ejerciendo una actividad1).
  • Por último, más de una cuarta parte de personas entre 15 y 65 años son considerados inactivos. La gran mayoría de este 1,9 millones de compatriotas se compone de escolares y estudiantes, pero también (pre)jubilados, personas que nunca han ejercido una actividad profesional y personas con discapacidad.

2.2. Las clases en la sociedad

Hoy en día, nuestra sociedad se divide de acuerdo a un complejo conjunto de clases y estratos sociales. Una pequeña élite económica de familias súper-ricas forma la capa superior de euromillonarios y propietarios de empresas. En general poseen o controlan las grandes empresas financieras e industriales de nuestro país. A ellos se suman los ejecutivos de alto nivel y directores que gestionan sus empresas. Una parte de quienes desempeñan las funciones más altas dentro del aparato del Estado también pertenece a este grupo.

Enfrente está la clase trabajadora, la abrumadora mayoría de la población que trabaja a cambio de un salario. Puede que la clase trabajadora haya cambiado, pero su posición en la sociedad sigue siendo esencialmente la misma: es el corazón palpitante del sistema.

Los autónomos forman un grupo heterogéneo: los que no emplean trabajadores asalariados; los pequeños empresarios que trabajan en su propio negocio con unos pocos empleados a su servicio; los propietarios de pequeñas empresas o empresas familiares que tienen hasta 10 empleados a su servicio.

2.3. La clase dirigente

En el gran capital incluimos a los accionistas de las multinacionales y grandes empresas (de más de 250 empleados), que representan alrededor del 1% de las empresas. En muchas de estas empresas, los accionistas y los ejecutivos de alto nivel son los mismos. Se estima que 15 000 familias forman parte de este establishment, que en términos económicos clásicos, se puede definir como la gran burguesía o el gran capital.2

Los propietarios de las grandes empresas pagan salarios y primas enormes a una capa superior de gerentes y administradores. En las estadísticas este equipo de ejecutivos aparece junto al resto de asalariados. Sin embargo estos ejecutivos son una capa especial, debido a que su situación material, su forma de pensar y de actuar les acerca en gran medida a la mentalidad del gran capital. Debido a sus salarios elevados una parte de estos ejecutivos forma parte de la gran burguesía de accionistas y especuladores. Su número va en aumento y esto es una tendencia europea.3

Esta élite financiera cuenta con muchos mecanismos para presionar e incluso controlar las funciones estatales clave. En el gobierno, la administración, el ejército, la policía y la justicia, intentan situar dirigentes que, económicamente e ideológicamente, actuarán de acuerdo con sus intereses. Estos dirigentes de alto nivel también forman parte del establishment.

(1) las multinacionales belgas y extranjeras: las empresas monopólicas

En el siglo 21, grandes, muy grandes empresas y cadenas de producción controlan sectores económicos enteros. Son el resultado de la concentración y acumulación de capital. Nosotros las llamamos empresas monopólicas porque ocupan (a menudo junto a otros gigantes) una posición de monopolio en un determinado sector. Las empresas monopólicas internacionales son generalmente llamadas “multinacionales”, porque están activas en varios países.

Las multinacionales extranjeras que operan en nuestro país son grandes empresas principalmente de EEUU, Alemania, Francia y Holanda. Estas empresas, ocupan el 46% del empleo en la industria. La clase trabajadora que emplean crea el 58% del valor añadido total4 y estas empresas son responsables de entre el 30 y 40% de las exportaciones belgas. Por tanto, las multinacionales extranjeras ocupan una sólida posición desde la que desempeñan un papel importante en el equilibrio de poder en Bélgica. Quinientas empresas miembros de la Cámara Americana de Comercio tienen 1 800 sucursales en Bélgica. Las 50 primeras emplean a 90 mil personas. Las empresas alemanas tienen 420 filiales o participaciones mayoritarias en Bélgica. La presencia alemana se concentra principalmente en el sector portuario y cuenta con empresas clave del sector petroquímico.

También hay multinacionales belgas. En Flandes y la Región de Bruselas-Capital estas empresas representan el 32% del empleo en la industria y la clase obrera y crean el 25% del valor añadido.5

(2) Las grandes empresas sin posición de monopolio

Nuestra economía tiene 513 865 empresas con 216 775 son empresarios privados. 1 782 de ellas son grandes empresas que emplean a más de 250 personas. 292 empresas (0,13%) emplean a más de 1 000 personas. 367 (0,17%) emplean de 500 a 999 personas y 1 123 (0,51%) emplean entre 200 y 499 personas. Algunas de estas empresas forman parte del capital internacional u ocupan una posición de monopolio. Otra parte no. Es necesario estudiar esto más de cerca.

(3) Las pequeñas y medianas empresas (PYMES)

Nuestro país cuenta con casi medio millón de PYMES, pero el término PYMES es hasta cierto punto engañoso, ya que es un concepto que agrupa realidades muy distintas. Hay medianas empresas de entre 50 y 249 empleados (y un volumen de negocio anual inferior a 35 millones de euros), pequeñas empresas de 10 a 49 empleados (cifra de negocios inferior a 8,8 millones euros) y microempresas o pequeñas empresas con menos de 10 empleados (volumen de negocios inferior a 2 millones de euros).

Los propietarios de empresas medianas pertenecen al mundo empresarial, pero (por lo general) no al de los monopolios que controlan los distintos sectores. Los propietarios de pequeñas empresas (entre 10 y 49 empleados) pertenecen a los pequeños empresarios.

La categoría de empresas con menos de 50 empleados es difícil de catalogar. Se trata de unas 210 000 empresas, entre ellas 36 000 pequeñas (10 a 49 empleados) y 174 000 muy pequeñas (1 a 9 empleados). En Valonia representan el 97,5% de los empresarios y la mitad del número de empleados del sector privado (300 000). En Flandes representan el 96,5% de los empresarios y el 40% (650 000) de los trabajadores. En la Región de Bruselas Capital también representan el 96,5% de los empresarios y el 26% de los empleados (150 000).

Nuestra futura investigación debe examinar si debemos evaluar también otros criterios. ¿Qué PYMEs dependen de grandes multinacionales? ¿Cuáles funcionan principalmente para la exportación? ¿Cuáles lo hacen principalmente para el mercado interno y dependen del poder adquisitivo del mundo del trabajo? Pero también: ¿qué parte de las pequeñas empresas son en realidad empresas medianas fragmentadas para evitar representación sindical o por otras razones?

2.4. La clase trabajadora

(1) Los asalariados

Visión global.Tenemos una visión global de la clase trabajadora. Una visión que une, y no que divide. Hablemos de obreros de la siderurgia, de trabajadores de la salud, de profesores, parados, de quienes trabajan en las cadenas de restauración o en el sector bancario, se trata de una sóla clase de trabajadores que prestan sus servicios a cambio de un salario. Los 4,2 milliones de asalariados de nuestro país se distribuyen como sigue:

Obrero61 239 006
Empleado71 730 366
Funcionario estatal8796 590
Solicitante de empleo9457 785
Total4 223 747

Casi 3,5 millones de personas son asalariados, obreros o empleados en el sector privado (incluyendo demandantes de empleo).

Tradicionalmente los sectores económicos se dividen en sector primario (agricultura, silvicultura, pesca: 24 416 personas), sector secundario (industria y construcción: 713 568 personas), sector terciario (comercio minorista, transporte, hostelería, información y comunicación, banca / seguros, bienes raíces, servicios administrativo y logístico: 1 531 540 personas) y sector cuaternario (personas empleadas por el Estado o empleos con apoyo del Estado: 1 132 177 personas). De esta última forman parte entre otras, la administración pública y de defensa (201 581), la educación (373 373) y el cuidado de la salud y servicios sociales (445 136).

En las cuatro áreas se realiza trabajo productivo, pero no por todas las categorías de trabajadores. Un futuro estudio debería afinar este análisis.

La industria. En Bélgica el 9,5% del total de todos los activos (473 000 personas) trabajan como empleados en la industria o en la producción industrial. Es muy característica la concentración del empleo en grandes empresas. Más de uno de cada tres (36,6%) trabaja en una empresa de más de 1 000 trabajadores (0,13% de todos los empresarios). En próximos estudios debemos afinar este análisis.

Las diez ramas más importantes de empleo industrial son la alimentación (88 762), la fabricación metálica (53 741), la química (40 669), el montaje de automóviles (36 599), la producción mecánica (33 112), la producción de productos no ferrosos (26 746), metales (25 809), producción farmacéutica (25 581), textiles (23 004) y muebles (17 859).

Como en otras partes del continente, la participación de la industria en la riqueza nacional (PIB) ha disminuido considerablemente en los últimos 30 años. Este es el resultado de la automatización, del aumento de la productividad y de la deslocalización. Sin embargo estas cifras dan una imagen falsa, porque se ha separado a una serie de categorías de servicios de la “industria”. Por ejemplo, el mantenimiento, el transporte, la alimentación, la seguridad, etc…En los servicios trabajan 503 000 empleados, parte de los cuales están ligados a la industria.

En torno a la industria giran cinco sectores:

(a) Transporte y logística. El transporte de materias primas, productos semi-acabados y el transporte de los productos terminados están intrínsecamente ligados a la producción material. Este sector constituye un primer estrato adicional alrededor del núcleo de la industria. El 3,7% de los activos están empleados en el transporte y almacenamiento (181 071). Incluyendo también los 34 185 trabajadores de los ferrocarriles públicos.

(b) Servicios a las empresas. Constituyen un segundo estrato adicional alrededor de la producción. Incluye una gama muy variada de servicios: contabilidad, mantenimiento, suministro de comidas, provisión de personal temporal, ingenieros, seguridad, publicidad y otros. Juntos, los empleados de este sector representan el 12,4% del total de los activos (620 066). Aquí también incluimos a los 31 665 asalariados activos en empresas de correos, de los que 13 942 son funcionarios públicos. Además hay 21 606 trabajadores activos en las telecomunicaciones, incluyendo a 5 836 en empresas semi-públicas de comunicaciones. Ambos sectores combinan servicios a las empresas y servicios para el público.

(c) Las actividades financieras y de seguros son un tercer estrato. Un estudio posterior debe reflejar la cuota de servicios destinados a empresas y servicios al público. El 2,5% de los trabajadores activos está en este sector (125 351).

(d) El comercio implica la comercialización de lo que se produce en Bélgica y en el extranjero. En este cuarto estrato, se ocupa el 9,7% de todos los trabajadores activos (482 634).

(e) Sectores de energía, distribución y tratamiento de agua necesarios para cualquier producción. Juntos, los empleados de este sector representan sólo el 0,7% de todos los activos, pero son sin duda forman parte de los sectores clave (33 611).

El sector de la construcción se encarga de la construcción de empresas y también de viviendas privadas. Un estudio adicional debe mostrar qué parte supone cada una. El 4,5% de todos los trabajadores activos se emplean en la construcción, explotación y venta de bienes inmuebles (223 496). En comparación con la industria el empleo en la construcción está mucho más fragmentado.

El Estado. Para el estado trabajan cerca de 1 millón de personas, cuando se considera a todos los poderes públicos y se incluyen todos los estatutos. En Bélgica, el sector público incluye principalmente la administración federal, regional, provincial y municipal, el ejército, la justicia, la policía, las empresas públicas (ferrocarriles y correos, entre otras), la enseñanza, el CPAS, etc. Dentro de las autoridades federales y regionales traba- jan un total de 696 728 personas, entre ellas 432 329 como funcionarios del Estado, 44 425 como obreros y 219 974 como empleados. 364 261 personas trabajan en otros gobiernos provinciales y locales. No todos los agentes del Estado son necesariamente trabajadores fijos. En los gobiernos provinciales y locales, en 2012, había 134 641 estatutarios, 167 532 contratados y 62 088 contratos subvencionados (APE-ACS).

Demandantes de empleo. Incluimos a la gran mayoría de los 457 785 solicitantes de empleo entre la clase trabajadora (y por lo tanto no entre los no activos). 58 240 solicitantes de empleo son menores de 25 años. 190 998 están desempleados desde hace más de dos años. Los dos principales subgrupos de todos los solicitantes de empleo son aquellos que perdieron el empleo a tiempo completo (332 176) y los jóvenes que acaban de terminar los estudios (100 308).10

La población inactiva. La población inactiva pertenece en gran parte a la clase trabajadora. En 2012, 4,3 millones de personas (1,8 millones de hombres y 2,5 millones de mujeres) de 15 años y mayores estaban inactivos. No han tenido una actividad remunerada, no buscan activamente un empleo o no han estado disponibles en el mercado de trabajo. Más de la mitad son pensionistas inactivos, prejubilados o se han acogido a la jubilación anticipada. El 20,5% de la población inactiva de 15 años o más se compone de escolares o estudiantes, un 11,2% son mujeres y hombres que hacen trabajo doméstico, el 7,6% son personas incapacitadas para la actividad laboral y el 9,1% no forma parte de ninguna de las categorías antes mencionadas.

(2) Autónomos

Se debe distinguir entre quienes son autónomos como ocupación principal (685 495) y los que ejercen una profesión adicional (independiente complementario) (230 970).

Los autónomos constituyen un grupo heterogéneo. Este grupo va desde una parte que no emplea trabajo asalariado; pasando por autónomos con su propio negocio con unos pocos empleados; a propietarios de pequeñas empresas o empresas familiares que emplean a menos de diez empleados. Los propietarios de las empresas muy pequeñas (son 174 000 en nuestro país) forman parte de la clase media independiente.

En general, hay cinco tipos de actividades independientes:

(a)  Autónomos productores de mercancías: los productores artesa- nos (panaderos, sastres, imprentas, joyeros, carpinteros, ebanistas, chatarreros), de la construcción (carpinteros, yeseros, albañiles, electricistas, fontaneros, reparadores, peones), algunas de las actividades de transporte (pequeñas empresas de transporte, envío y paquetería) y, en parte, los trabajos de reparación (talleres mecánicos, reparación de electrodomésticos, zapateros) y el trabajo de limpieza.

(b)  Productores agrícolas: agricultores, horticultores, silvicultores, avicultores y pescadores.

(c)  Pequeños servicios independientes: hostelería (propietarios de hotel, restaurante, cafetería, gestión de catering y comedores), de ocio y entretenimiento (salas de baile, discotecas, casas de jue- go), turismo (agencias de viajes, campings), cuidado del cuerpo y estética (peluquerías, salones de belleza, saunas o gimnasios), mediación (familiar o profesional), transferencia de información, formación (auto-escuela, academias, informática).

(d)  Profesiones liberales: Médicos generalistas y especialistas, dentistas, abogados, consultores (expertos fiscales, agentes, asesores de seguros, especialistas en publicidad, consultores de marketing y promoción de productos), especialistas en organización y gestión, terapeutas, periodistas independientes, traductores, artistas, modelos, fotógrafos, oficinas contables, gestores de pequeñas agencias de ingeniería y software.

(e)  Pequeño comercio independiente (alimentación, comerciantes minoristas, vendedores ambulantes en mercados, bazares y gerentes de tiendas, tiendas de antigüedades) y oficios vinculados al dinero y los seguros (pequeño comercio de divisas, compañías de financiamiento para préstamos personales, gerentes de pequeñas empresas u oficinas de seguros).

Los agricultores constituyen una categoría aparte de autónomos. A diferencia de países como Francia, en Bélgica hay un porcentaje pequeño de fuerza laboral en la agricultura. En total: 79 078 autónomos, 22 069 obreros y 1 558 empleados. Desde hace treinta años se observa una doble evolución de la fuerza de trabajo en las empresas agrícolas belgas: por un lado hay un muy ligero aumento en el número de empleados por empresa (de 1,6 en 1980 a 1,95 en 2012), pero, por otro, crece sobretodo la mano de obra no familiar (de 3,9% en 1980 a más del 20% en 2012).

Notas

  1. Informe anual de 2014 del Instituto nacional de la seguridad social de trabajadores independientes(INASTI).
  2. Sobre la base de un estudio de «The Global Wealth 2013 », sobre las ricos que poseen más de 5 mill. de dólares y multiplicando el número de grandes empresas por el no de personas que son sus accionistas o administradores, llegamos a una estimación de unas 15 mil familias.
  3. Un estudio de 2000 calcula el no de cuadros en 3 185 empresas con al menos 15 cuadros y 100 trabajadores y calculó una cifra de 144 163 cuadros.
  4. J. Konings, Uittocht uit de industrie?, (¿Incontenible extinción de la industria?), noviembre 2012.

  5. Ibidem.
  6. ONSS, Trabajadores asalariados 2º trimestre 2014, pp. 32-33.
  7. Ibidem, pp. 32-33.
  8. Ibidem, pp. 32-33/Annexe VII_D_PublicNl_VMed2014.pdf, p. 390.
  9. ONEM, datos 2012.
  10. ONEM, datos de 2013.